¡No se duerma en sus laureles! Elabore AHORA su plan de continuidad de negocios

by | May 1, 2020 | Blog, COVID-19

Seamos sinceros, los jefes de negocios no estuvimos preparados para algo tan grande como la pandemia del COVID-19. Pero, ¿a qué se debió esto? Aunque no lo crea, no se debió exactamente al paro de la producción nacional, sino porque ni los establecimientos ya constituidos, tuvieron a la mano un plan de contingencia que les dijera como responder a esto. Y si de algo estoy seguro, es que tampoco tienen un plan de continuidad para cuando la crisis sea superada.

¿Qué es un plan de continuidad? Se refiere a las acciones que tomará la compañía cuando sea superada una eventualidad. Es decir, que si el plan de contingencia eran los procedimientos durante la tormenta, esta es lo que vendría a ocurrir después, como seguir navegando en un barco que estuvo a punto de naufragar. Por ende, no podemos volver a cometer el mismo error dos veces, el de no ser precavidos. De lo contrario, si su negocio tuvo suerte de superar el caos del coronavirus, quizá no pueda ir más allá por falta de visión de sus dirigentes.

¡Ahora lo puedes escuchar en AUDIO!

En mi experiencia, pude atravesar no solo con mis negocios, sino también de gente cercana, por momentos críticos de los cuales, pude aprender cuatro valiosas lecciones que todo aquel que se digne de incursionar en el rubro empresarial debe de tomar en cuenta para no cometer los mismos errores. Estas, por supuesto, van más allá de los pasos de planificación logística que normalmente vemos en los planes de continuidad.

Lecciones en base a la experiencia 

La primera lección que aprendí: su negocio probablemente cambiará para siempre y funcionará de manera diferente cuando pase la crisis. Pero sepa que esto podría ser algo bueno. Muchas de las medidas de salubridad y comportamiento que adopta la sociedad en estas temporadas se quedarán a futuro. Pensar lo contrario sería contraproducente. Es mejor ser, de nuevo, precavido, y elaborar planes de acorde a ello, tomando las medidas de protección necesarias. 

En segundo lugar, debido a que ahora está operando de manera diferente, debe modificar sus objetivos corporativos para adaptarse a su nueva realidad empresarial. Es imprescindible que establezca objetivos organizativos revisados ​​que estén diseñados para el largo plazo y lidere su organización en consecuencia. Considere revisar su visión y misión organizacional. ¿Es la supervivencia tu nuevo objetivo estratégico? ¿Reorganizar tu nuevo propósito?

A esto se suma la nueva “economía” que predomina, la de las habilidades. Esta se ha visto influenciada por el trabajo remoto, demostrando que no hay la necesidad de acudir a un centro de labores para poder desenvolverte. Esto, claro está, solo aplicable en algunos cargos y profesiones específicas. Por ello, debe de tomar muy en cuenta las actitudes de su personal y quizá, plantearles esa posibilidad. Después de todo, el trabajo remoto trae ganancias a ambas partes, no hay inversión.

En tercer lugar, y ligado al punto anterior, una vez que tengas todos los nuevos puntos establecidos, cuéntaselos a tu personal de forma inmediata para actualizarlos. Quizá ahora se encuentren en sus casas, por lo que tendrán como deber leerlas para estar al tanto de las actualizaciones. Como líderes, debemos proporcionar una sensación de continuidad, especialmente cuando las personas se sienten asustadas y perdidas. No permitas que se sientan excluidos. 

Por otro lado y en cuarto lugar, no dejes que ser perfecto sea el enemigo de lo que es posible. Todo plan de continuidad corporativa es imperfecto. Las medidas de supervivencia se vuelven desordenadas. Desarrollamos la capacidad de recuperación corporativa mediante la construcción de equipos hábiles de resolución de problemas y clasificación. Su único objetivo es estar capacitados para abordar y encontrar soluciones a los problemas que se les presenten.

Finalmente y en quinto lugar, cada evento de interrupción importante tiende a durar más de lo que se había imaginado. Las interrupciones de negocios, especialmente las caóticas como la que estamos viviendo, son agotadoras. En tiempos de crisis, la buena voluntad es un bien preciado y debe usarse con prudencia. Debemos reconocer que un plan de continuidad es un plan tambaleante diseñado a menudo para duraciones mucho más cortas.

Si se estira, estos planes comienzan a tambalearse diariamente hacia el colapso. Como tal, debemos ser conscientes de la fatiga y estar atentos al talento. Las crisis pueden destacar los talentos no realizados y las empresas deben permitir que brillen. Nuestro carácter se hace evidente como el té; solo después de sumergirnos en agua caliente conocemos nuestra verdadera fuerza.

Suscríbete y accede a nuestro contenido exclusivo.

100% Gratuito

Próximos Eventos Digitales

mayo

05

¿Cómo  aprovechar el pico de ventas post cuarentena?

mayo

06

Vender servicios médicos post cuarentena

mayo

07

¿Cómo saber si me negocio se extinguirá post cuarentena?

mayo

08

Entendiendo la psicología de las personas para comprar post cuarentena

mayo

09

Acciones que debo reflejar en los primer mes post cuarentena para ganar clientes

mayo

11

Preparándome para la mega competitividad

Ahora puedes escuchar todos nuestros artículos en Spotify

Únete al progreso

Escucha nuestro Podcast en Spotify

Te esperamos

LUN-VIE

08 AM – 8 PM

SAB -DOM

11 AM – 8 PM

Contacto

TELÉFONO

+(51) 928 501 063

EMAIL

hola@cerebrosweb.com

OFICINA

Jr. Leon Velarde 712, Lince, Lima.

Lima – Perú