3 reglas de oro para que tus clientes comiencen a confiar en ti y se multiplique

by | Ene 6, 2020 | Blog

La confianza siempre es fundamental en cualquier tipo de relación. En los negocios, se convierte en una de las monedas más valiosas intercambiadas entre humanos por lo que, tal y como ocurre en la vida real, debes de asumir que no tienes el respaldo de los nuevos clientes. De hecho, no confiarán en ti hasta que tengan una buena razón para hacerlo, evidencias de que tus palabras no son vacías y que lo que les ofreces realmente traen soluciones temporales o permanentes a sus problemas.

Teniendo esto en mente, no puedes culparlos exactamente por su falta de confianza en ti o en tu marca, ya que si lo piensas bien, la desconfianza en el eje central de todo nuevo trato. Con ello se sabe si estamos tratando con un chico bueno o malo. Siempre hay una persistente sombra de duda en cada decisión que tomamos para confiar y por lo mismo, se encuentra latente desde nuestra infancia.

¡Ahora lo puedes escuchar en AUDIO!

 

La verdadera razón por la cual los clientes no confían en usted

Entonces, surge la siguiente interrogante: “¿Cómo es que mis clientes no confían en mí?” Contrario a la creencia popular, la razón de esto es que en realidad tiene menos que ver con usted y más con ellos. ¿Cómo es eso? Pues resulta que la culpa lo tiene el cerebro humano, ya que si bien este responde de manera óptima ante eventos desesperados con el fin de garantizar nuestra supervivencia, cuando se trata de tomar decisiones, no siempre actúa a nuestro favor.

No importa cuánto compare las diferentes opciones en el mercado y piense lógicamente en su decisión de compra. La razón por la que compra está influenciada en gran medida por sus emociones. Por ejemplo, si quieres comprar una computadora y te topas con alguien que te ofrece el producto a buen precio, lo más probable es que termines aceptándola. No obstante, llegando a casa descubres que no era tan potente como querías y el tipo, pese a lo amigable que se mostró al principio, se niega rotundamente a devolverte el dinero. Te vas a casa frustrado y te dices a ti mismo que no volverás a cometer este error. Pero, ¿es eso realmente cierto?

 

Las emociones influyen en tus decisiones más de lo que crees

Nuestras emociones influyen en nuestro proceso de toma de decisiones más de lo que pensamos. Tomando el ejemplo anterior, analiza: ¿por qué adquirirse el producto en primer lugar? ¿Por el precio? Quizá, pero motivado mayormente por la confianza que te inspiraba el vendedor. Te trató bien, se ganó tu confianza. Pero te falló. Incluso después de haber pensado en su error, relajado y haberlo pensado un poco más, las mismas emociones seguirán influyendo en sus elecciones días, semanas o incluso meses en el futuro.

La misma sensación que sentiste después de hacer esa mala inversión hace que vuelvas a estar en guardia. No importa que estés comprando algo sin relación alguna. Su memoria de esas emociones es como un estándar para futuras decisiones. Entonces, cuando desea realizar otra compra, no puede evitar ser cauteloso porque sabe lo que se siente al asumir esos riesgos. Ya sabes lo que es perder la confianza en una persona. Y esas emociones están arraigadas en su mente subconsciente.

 

La confianza del consumidor puede hacer o romper su marca

Consientes de ese temor, las grandes marcas y empresas comprenden el poder de la confianza del cliente. Lo convierten en su “fuerza vital” para vender, saben que las personas compran a quienes les gustan, conocen y confían. Y eso es lo que hace que una marca sea tan poderosa, una capaz de reflejar todo eso, incluso más. Ejemplos de ello existen en el mercado: Apple, Coca Cola, Toyota, y demás.

Antes del surgimiento de Internet, las personas a menudo solo tenían que elegir entre un puñado de marcas. Pero ahora, se ven obligados a elegir entre una mezcla global de miles y miles de marcas diferentes. Como consumidor, están tratando de descubrir en quién puede confiar. Desde la perspectiva de la marca, ¿cómo puede diferenciarse de la mezcla? ¿Qué te hace destacar?

 

3 reglas para construir una fuerte confianza con los clientes

Cuando pregunta: “¿Cómo es que mis clientes no confían en mí?”, mucho tiene que ver con aprender sobre psicología humana. Recuerden, no están comprando su camino hacia algo. Están comprando para salir de algo. Pero más allá de eso, quieren construir relaciones con personas en las que puedan confiar y pueden ayudarlos a lograr sus deseos. Esta necesidad de confianza está realmente profundamente arraigada en el ADN humano. Aquí hay tres reglas para ayudarlo a generar una fuerte confianza con sus clientes.

Regla 1. Centrarse en desarrollar confianza con las personas que más importan

La confianza es un sentimiento, una experiencia claramente humana. Por lo que, si te rodeas con aquellos que buscan confiar, formarás lazos con mayor facilidad. Aunque, tus palabras de nuevo, no deben de ser vacías. Simplemente hacer todo lo que prometes que harás no significa que las personas confiarán en ti. Solo significa que eres confiable. La confianza proviene de un sentido de valores y creencias comunes, por lo que si lo logras, serás capaz de hacerlos asumir riesgos.

Según las sabias palabras de Simon Sinek: “La supervivencia misma de la raza humana depende de nuestra capacidad de rodearnos de personas que creen lo que nosotros creemos. Cuando estamos rodeados de personas que creen lo que creemos, sucede algo notable: surge la confianza”. Esto significa, que cuando estamos rodeados de personas que creen lo que creemos, tenemos más confianza para asumir riesgos. Tenemos más confianza para experimentar, lo que requiere un fracaso.

La mayoría de la gente estaría de acuerdo en que sus clientes son las personas que más importan. Siempre escuchas a las personas decir que tus clientes deben ser una prioridad y que siempre deben ser lo primero. Y es verdad. Son importantes pero no son los más importantes. Las personas que más importan son las personas con las que trabaja: su equipo. Cuando pones el interés de tu equipo por encima del tuyo, podrás generar confianza y lealtad. Y cuando tenga el apoyo, será más fácil ganarse la confianza de sus clientes.

 

Regla 2. Cultive la confianza del consumidor a través de la transparencia y la autenticidad

Ligado al punto anterior, las personas tienen mayores expectativas y exigen más transparencia de las marcas. Pero si hay algo que la gente tiene en exceso, son las opciones. Tienen la opción de comprar en sus propios términos y horarios. Pueden comprar lo que quieran, donde sea y cuando sea. La desventaja es que deja más espacio para que tomen malas decisiones de compra, lo que luego genera desconfianza. Y el lado positivo es que puede establecerse como una marca de autoridad siendo honesto y transparente.

Entonces, como dueño de negocio debe de “educar” a tus clientes” con información confiable y ayudarlos a tomar su propia decisión de compra informada. Así es como se destaca de la multitud y establece lo que representa. No todo es pensar en número, ingresos y capital. A la larga, fomentar tus lazos con los prospectos será más beneficioso ya que si o si, tendrás un público fidelizado que adquirirá tus productos o servicios de forma incondicional.

Como marca, si puede comunicar su mensaje de manera que las personas puedan sentir su honestidad y transparencia, es más probable que gane su confianza. Entonces, antes de saltar el arma y preguntarse: “¿Cómo es que mis clientes no confían en mí?”, debe volver y observar cómo comunica su mensaje a sus clientes, como opera y la relación que tiene con su propio equipo de trabajo.

 

Regla 3. Comprometerse con la coherencia en todo momento

Y finalmente, como regla de oro tienes que mantener vigente las promesas que haces. Por ejemplo, una gran parte de la promesa de Starbucks a sus clientes es que recibirá una bebida personalizada que se adapte perfectamente a su gusto y preferencias dietéticas. No importa cuán detallados o complejos sean sus pedidos, puede confiar en ellos. Pero, ¿cuántas veces estarías dispuesto a aceptar inconsistencias en tu pedido? Es decir, ¿cuántos errores eres capaz de tolerar por parte de la persona o las personas que te atienden?

La mayoría de las personas son muy implacables. Con la gran cantidad de opciones que tiene al alcance de su mano, puede cambiar de una marca a la siguiente en un instante. Es posible que haya sido leal a Starbucks durante años, pero si la marca es inconsistente en cumplir su promesa de marca, su confianza en Starbucks podría cambiar muy rápidamente. Si no está a la altura, perderá la confianza del cliente y sus esfuerzos de marca serán inútiles.

No es demasiado tarde para recuperar la confianza de sus clientes. Ser confiable, transparente y consistente es esencial para recuperar la confianza de un cliente. Pero sin una comunicación efectiva, aún sería un desafío lograrlo. Establecer la confianza vuelve a ser capaz de escuchar y hacer las preguntas correctas para que pueda descubrir por qué los clientes no confían en usted y cómo puede solucionarlo.

Suscríbete y accede a nuestro contenido exclusivo.

100% Gratuito

Próximos Eventos Digitales

mayo

05

¿Cómo  aprovechar el pico de ventas post cuarentena?

mayo

06

Vender servicios médicos post cuarentena

mayo

07

¿Cómo saber si me negocio se extinguirá post cuarentena?

mayo

08

Entendiendo la psicología de las personas para comprar post cuarentena

mayo

09

Acciones que debo reflejar en los primer mes post cuarentena para ganar clientes

mayo

11

Preparándome para la mega competitividad

Ahora puedes escuchar todos nuestros artículos en Spotify

Únete al progreso

Escucha nuestro Podcast en Spotify

Te esperamos

LUN-VIE

08 AM – 8 PM

SAB -DOM

11 AM – 8 PM

Contacto

TELÉFONO

+(51) 928 501 063

EMAIL

hola@cerebrosweb.com

OFICINA

Jr. Leon Velarde 712, Lince, Lima.

Lima – Perú